¿Contaminan las nubes?

La reacción de las empresas es acercarse al Cloud. Han hablado de importantes ahorros, ventajas y beneficios, pero el ecosistema es una de las grandes preocupaciones del paso del modelo tradicional al digital, es decir, de los modelos de negocio focalizados en una serie de hábitos y costumbres al desarrollo de nuevas alternativas, así como el paso de lo tangible a lo intangible. La huella de carbono, el uso energético, la demanda de energía y el término sucio han pasado a formar parte del último comunicado de la ONG (Greenpeace), que ha alertado sobre las consecuencias medioambientales del almacenamiento de los sistemas de información en Cloud para los ciudadanos, sociedad y propias empresas.


Nuestra web utiliza cookies. Ponemos en tu conocimiento que algunos de tus datos pueden ser archivados. Si quieres saber más haz click aquí.

X